Abogado Español Para casos de Marihuana

Abogado Español Para casos de Marihuana

Muchas personas todavía pagan el precio por el hecho de tener pequeñas cantidades de marihuana que los clientes ahora suelen comprar en las tiendas para fumadores. En términos de producción, las empresas con licencia de cannabis producen una gran cantidad de plantas, cantidades que anteriormente podrían haber sido condenadas a cadena perpetua.

Ahora, después de meses de demoras en los juicios, en parte debido a la pandemia, los abogados para casos de marihuana están tratando de reiniciar partes del plan estatal para eliminar las condenas. Si bien solo los delitos menores y las infracciones menores son elegibles para la expulsión automática, hay aproximadamente 71,000 casos que involucran cantidades más altas de cannabis que no califican para la expulsión automática pero son elegibles para una compensación en los tribunales. , dicen los abogados. Sin embargo, muy pocas personas se presentaron tratando de borrar sus registros, dicen los abogados. Culpan a la falta de familiaridad con el proceso por parte del público, tribunales y secretarios.

En respuesta, el abogado penalista Roberto Sánchez ayuda a las personas a atravesar el proceso a veces difícil, que puede llevar meses o años. El programa está a cargo del bufete de abogados de Roberto Sánchez, que tiene instrucciones paso a paso para que la gente participe y escape fácilmente de tales demandas. Los casos de bajo nivel con condenas de hasta 30 gramos allanarán el camino para que el registro se borre de la vista del público.

Las disparidades en la aplicación de la ley han pasado a la historia de las leyes españolas de control de drogas, especialmente en lo que respecta al cannabis. Estos crímenes vistos han puesto sistemáticamente a las personas de color y otras comunidades en desventaja.

En respuesta a estas desigualdades, algunas campañas estatales de legalización del cannabis han destacado los objetivos de la justicia social, y las aldeas y localidades han adoptado programas de equidad social del cannabis dirigidos a las comunidades afectadas de manera desproporcionada por la guerra contra las drogas. Estos programas alientan y ayudan a las personas de las comunidades objetivo a ingresar a la industria legal del cannabis, brindando acceso a subsidios, préstamos y asistencia técnica, y dando prioridad o preferencia en la concesión de licencias, una ventaja significativa en una industria competitiva.

Los programas de acción cumplen objetivos loables, pero deben estructurarse para mitigar el riesgo de abuso empresarial que amenaza la salud pública. La historia del control del tabaco, en particular, proporciona ejemplos de precaución de cómo las industrias con fines de lucro pueden infiltrarse en las comunidades mediante el uso de marketing dirigido, la construcción de relaciones políticas y un funcionamiento desproporcionado en áreas desfavorecidas. Centrar los programas de equidad en las comunidades desfavorecidas puede permitir que esta historia dañina se repita inadvertidamente en la industria del cannabis a expensas de los programas de equidad que buscan ayudar. Este artículo explora formas que podrían conducir a abusos en la industria, examina posibles restricciones en un mercado con fines de lucro y evalúa opciones para estructuras de mercado alternativas, incluido el monopolio gubernamental, el estado obligatorio sin fines de lucro y el estado obligatorio de empresa pública. Entre estas opciones, el estatus de ayuda pública obligatoria ofrece la mejor combinación de viabilidad legal actual y objetivos de equidad social avanzados.

La legalización de la marihuana en Illinois USA ha generado grandes planes para acabar con muchos casos penales relacionados con el cannabis. El tema de la ley fue tan importante que, en vísperas de la legalización, el 1 de enero de 2020, el gobernador JB Pritzker indultó a más de 11.000 personas condenadas por marihuana de bajo nivel. El proceso es crucial para brindar a las personas con esos antecedentes una mejor oportunidad de conseguir un trabajo, una educación y un lugar donde vivir. Ahora, casi un año después de la entrada en vigor de la legalización, pocos de estos casos de cannabis han sido eliminados. Pero los funcionarios dicen que todavía están expulsados. Foxx dijo que el proceso es crucial para “corregir los errores” de la guerra contra las drogas, que ha llevado al arresto de negros e hispanos con mucha más frecuencia como porcentaje de su población que de blancos, a pesar de las tasas de utilización reportadas de manera similar.
En general, los abogados no estaban al tanto de los esfuerzos realizados a nivel de condado para eliminar estos archivos y esperaban que otros fiscales tomaran medidas para hacerlo.

Foxx y Roberto Sánchez anunciaron recientemente que llevar 500 gramos se considera la clase de delito más baja. Estos casos ahora son elegibles para ser expuestos solo si alguien parece pedirles que los resuelvan en un tribunal. Foxx también planteó la idea de perdonar los casos de cocaína y heroína de bajo nivel.
La idea, dijo el abogado Roberto Sánchez, es atender a este tipo de delincuentes